Cuál es la moneda en Hungría

Moneda
florín

Comida

· Presupuesto bajo: entre 500 y 1200 forints
· Presupuesto medio: entre 1200 y 1500 forints
· Presupuesto alto: a partir de 1500 forints
Alojamiento

· Presupuesto bajo: entre 5 y 40 forints
· Presupuesto medio: entre 40 y 90 forints
· Presupuesto alto: a partir de 90 forints

Hungría sigue resultando un destino muy económico para los turistas occidentales. Con unos 25 dólares diarios podrá alojarse en habitaciones particulares, frecuentar restaurantes de precio medio y viajar en trenes de segunda clase. Aquellos que se hospeden en albergues, residencias o campings y opten por restaurantes de autoservicio o puestos callejeros, reducirán los costes considerablemente.

Se pueden cambiar hasta 30.000 florines en efectivo o en cheques de viaje en bancos y agencias de viajes, normalmente con una comisión de entre un 1 y un 2 por ciento. Las oficinas de correos canjean dinero en metálico, pero raras veces cheques. En todo el país es posible encontrar cajeros automáticos que aceptan tarjetas de crédito y de débito, pero es recomendable proveerse de algunos dólares por si surgiera algún contratiempo. Las tarjetas de crédito pueden utilizarse en restaurantes, comercios y hoteles de cierta categoría, compañías de alquiler de automóviles, agencias de viaje y gasolineras.

Se estila dar propina (aproximadamente del 10 por ciento) a camareros, peluqueros, taxistas e incluso médicos, dentistas y empleados de gasolinera. No gratificar un servicio, o dejar una cantidad insignificante, indica que el cliente ha quedado descontento. La propina debe entregarse directamente al camarero, nunca abandonarla encima de la mesa. El regateo no es algo habitual, pero se pueden obtener pequeños descuentos en los mercados callejeros.



Hungría